Especialidades gastronómicas de Innsbruck

Pin It

Especialidades gastronómicas de Innsbruck

La así llamada “cocina pobre” responde a las exigencias típicas de cada zona y lugar.

En Tirol los platos son a base de sustancias proteicas que ayudan durante los rigores del invierno y en las fatigas de la vida de montaña. Por ese motivo el primer plato tradicional está a base de sopa, que en pasado constituía la comida principal.

Para degustar la genuina cocina tirolesa, aconsejamos de aventurarse en lugares pequeños, quizás a gestión familiar. A menudo en estos ambientes se come sobre mesas de madera sintados sobre bancos taraceados. Las habitaciones están iluminadas por luces difusas y no hace falta la chiminea.

Entrar en un restaurante típico quiere decir ser invadidos por el calor de la cocina, por el perfume del caldo, de las patatas, de la carne y de los aguardientes.

Receta para el strudel de manzanas

Pastaflora
  • 300 g de harina
  • 150 g de mantequilla
  • 150 g de azúcar
  • 1 huevo
  • ½ confección de levadura
  • Vainilla e cáscara de limón
  • Amasar los ingredientes
Relleno de manzanas
  • Pelar 1½ kg de manzanas
  • cortar en lonchas
  • anadir 100 g de azúcar
  • un poquito de ron
  • 100 g de pasa
  • la cáscara de un limón y un pellizco de canela en polvo

Acostar la pastaflora, disponer sobre la plancha de horno, esparcir con pan rallado, llenar con el relleno de manzanas. Ahora enrollar el amasijo, untar con el huevo, cocer en horno por 40 minutos y luego esparcir con azúcar.

pulsante _rosso